miércoles, 3 de octubre de 2012


HISTORIA DEL CANARIO YORKSHIRE.

 
            El canario Yorkshire comienza a desarrollarse al comienzo del siglo  XIX. En el libro  “Book of Canaries and Cage Birds”, aparecido en 1878 ya se habla de un canario  largo, fino y de posición erguida que se criaba en el condado de York desde hacía más de 50 años.

            En los comienzos se utilizaron para mejorar estos pájaros otras razas de canarios tales como el Bossu Belga y el Lancashire. El Bossu mejoró la longitud, la finura y la posición, cualidades todas ellas muy apreciadas en aquel momento. El Lancashire aportó un aumento de talla y también ayudaba a conseguir una posición erguida pero introdujo cabezas anchas y cuellos más rellenos, cosa que en aquel momento no parece que fuese muy apreciado, según puede observarse en el dibujo copiado de un original de 1860 en el que se notan cuellos finos y cuerpos esbeltos.

           El final del siglo XIX vio el nacimiento de dos clubs: el “Yorkshire Canary Club” y el “Yorkshire Union of Ornithological Society”. Entre ambos establecieron un estándar en el que se describía un canario largo, fino y elegante.

 Los siguientes dibujos de 1900 nos muestran como era ese canario y la influencia que tuvo el Lancashire en la cabeza y el cuello.

 

Lo mas apreciado en estos canarios era la posición y la finura. Se les llamaba York de Anillo porque según algunos, debían poder pasar por un anillo, lo cual me parece exagerado pues ni un Raza Española actual es capaz de conseguirlo. Otros autores dicen que se llamaba así por la costumbre de colocar un anillo en lo alto de la jaula para que el pájaro, guiado por su curiosidad o ganas de juguetear, se estirase para llegar a él, y así conseguir una postura más levantada.

            Este canario de anillo alcanzó su máximo de apogeo hacia 1930.

En 1940 ya se tenía un canario más fuerte y más ancho y surgió la necesidad de un nuevo estándar. Se realizó una primera asamblea en marzo de 1945 a la que acudieron delegados de los clubs especializados en Yorkshire, después de cambiar impresiones se organizó una segunda reunión en octubre de 1945 en la que se examinaron diversos dibujos y canarios de diversos criadores. En abril de 1946 se aprobó el proyecto presentado por R.A. Vowles por 30 votos a favor y 4 en contra. Este  fue el estándar del “York tipo zanahoria” que inmediatamente adoptaron todos los clubs.

 

Al final de los años 50 y comienzo de los 60 se empezaron a ver canarios cada vez más pesados, con las espaldas más anchas y una posición algo distinta a la anterior. Se empieza a demandar un nuevo estándar para esta raza. En 1961 tiene lugar una asamblea del Yorkshire Canary Club en Bradford, a la que acuden representantes de todos los clubs y numerosos aficionados. Se presentaron dos proyectos, uno de S.R.Golding y otro de J.Hirs. Después de un largo debate se aprobó por unanimidad, salvo 1 voto, el modelo de Golding. En esta misma asamblea se aprobó la nueva escala de puntuación. El modelo de Golding  se fue trabajando poco a poco y en 1968 era el único modelo que había en la Gran Bretaña.

En Europa se sigue con el modelo tradicional aunque un poco más voluminoso.

Poco a poco el modelo Golding va ganando terreno en Europa. En 1974, el congreso de la O.M.J estudia el tema pero no se llega a ningún acuerdo dada la disparidad de opiniones. Los belgas e italianos empiezan a críar el nuevo tipo. En 1987 Bélgica propone que haya los dos modelos, pero la propuesta es desechada. Después de varias reuniones de estudio la C.O.M reconoce en 1993 como único el nuevo tipo Golding.

 
La evolución de la raza se ve muy bien en esta serie de dibujos
 
 
           
El futuro de la raza.

              El actual modelo del York está conduciendo a los criadores a criar un canario lo más voluminoso posible: con una cabeza bien redonda, un cuello relleno, unas espaldas anchas y largas, un pecho cada vez más lleno, y todo ello disminuyendo gradualmente hacia la cola. Cada vez se van viendo más canarios de estas características. ¿Se va entonces hacia un canario aún más compacto y voluminoso?
 
Yo creo que habría que hablar de una progresión continua en la que a veces se supera el estándar. En algunas razas ha ocurrido esto: el rizado italiano es llevar más lejos las características del rizado de París. El Norwich estaba llegando a unos extremos de volumen que fue preciso atajar. Y  así podríamos seguir hablando de otras razas. Pero toda evolución tiene un límite y en el caso que nos ocupa el límite está en el plumaje. No podemos trabajar para conseguir un York más redondo y voluminoso a costa de un plumaje largo y descompuesto; el plumaje debe  ser de una gran calidad, y es esta característica la que nos debe servir de guía.        

En Inglaterra se ven pájaros de una gran forma, pero ellos ahora trabajan por conseguir una mejor posición y un mejor plumaje. Lo que les ha pasado con los Border, Norwich y Crest no ha caído en el olvido, y toman buena nota de ello para trabajar con sus York. Los 30 años que llevan seleccionando a  sus pájaros les ha servido para tener unos ejemplares excepcionales con los que no se dan por conformes, intentando mejorarlos pero en las características que es posible de forma que no estropeen lo ya conseguido.

2 comentarios:

  1. Está muy interesante. GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por el articulo. Los aficionados a esta raza lo agradecemos.

    ResponderEliminar